ESTUDIO DE PREFERENCIAS
MEDIANTE LA TÉCNICA DEL ANÁLISIS CONJUNTO

    ¿Qué es el análisis conjunto?

    El análisis conjunto es una metodología que proviene de los estudios de mercado para determinar cómo valoran los consumidores las diferentes características (atributos) que componen un producto o un servicio. En las últimas décadas se ha extendido su uso para analizar preferencias de pacientes en relación a diferentes alternativas de tratamiento.

    ¿Qué utilidad tiene esta técnica en salud?

    El análisis conjunto se emplea para:

    • Estimar la importancia relativa que otorgan pacientes y/o profesionales a las características (atributos) diferenciales de los productos sanitarios;
    • Calcular el riesgo máximo aceptable: por ejemplo, cuanto riesgo de padecer un determinado efecto adverso está dispuesto a aceptar el paciente a cambio de un efecto positivo (menor tiempo requerido para detener una hemorragia); y viceversa, cuanto tiempo de mejoría esta dispuesto a ofrecer el paciente a cambio de una mejoría en los efectos adversos;
    • Conocer cómo influyen las diferentes características del paciente (tratamientos previos, estadio de la enfermedad, variables sociodemográficas…) en la importancia que otorgan a los atributos de los fármacos.

    ¿Qué mensajes de valor podemos obtener con un análisis conjunto?

    • Preferencias por cada una de las características de los tratamientos.
    • Importancia relativa entre los distintos atributos.
    • Diferencias entre las preferencias y la importancia relativa otorgada a cada atributo entre pacientes y profesionales.
    • Diferencias entre las preferencias y la importancia relativa otorgada a cada atributo entre los pacientes y entre los profesionales de diferentes países
    • Influencia de la situación clínica del paciente, características socio-demográficas del paciente (sexo, situación laboral, nivel de estudios, estado civil) en las preferencias.
    • Riesgo máximo asumible por el paciente: riesgo máximo aceptable por el paciente de contraer un determinado efecto adverso a cambio de un efecto positivo.